Originaria de Indonesia, el clavo de olor es muy utilizado con fines culinarios por transferir un agradable aroma y sabor a las recetas.

Pero en verdad es mucho más que una simple especia.

El clavo es rico en nutrientes importantes y aceites esenciales para el cuerpo.

Gracias a su componente puede ser usado en medicina natural como un antiséptico, cicatrizante, antifúngico, antibacteriano, antioxidante, analgésico y anti-inflamatorio.


Se recomienda su uso para la tos, gases intestinales, inflamación, dolor de muelas, la bronquitis y también para ayudar a bajar de peso ya que acelera el metabolismo y mejora la digestión, lo que facilita la pérdida de grasa.

El eugenol es la sustancia que da el olor al clavo y la mayoría de sus poderes medicinales.

Gracias a el eugenol, el clavo tiene propiedades antisépticas y anestésicas.

Según investigaciones el eugenol, es preventivo en los cánceres del tracto digestivo y la inflamación en las articulaciones.

También encontramos minerales como hierro, manganeso, potasio, selenio y magnesio y además, proporciona vitaminas como A, C, K y beta-caroteno.

1. Analgésico y Antiséptico

El clavo de olor alivia los dolores de muelas, encías y la inflamación de la garganta.

También es un buen remedio casero para las infecciones, quemaduras y heridas.

2. Circulación

El clavo de olor desintoxica y mejora la circulación sanguínea, favoreciendo así a todo el cuerpo y potenciando nuestro sistema inmune.

clau2

3. Expectorante

Actúa como expectorante liberando la mucosidad presente en la garganta y el esófago.

Esta actividad hace que sea activo contra la tos.

4. Acelera el metabolismo

Acelera el metabolismo, promoviendo el aumento de la producción de saliva y fluidos responsables de la digestión.

Esto se traduce en la quema rápida de grasa.

5. Digestivo

El clavo mejora la digestión, ya que aumenta la secreción de enzimas digestivas.

Además combate el estreñimiento y ayuda en casos de náuseas y malestar estomacal.

6. Calambres

Reduce los espasmos musculares y alivia los calambres.

7. Antiséptico Bucal

El eugenol es un buen antiséptico, que actúa contra las bacterias que se encuentran en la boca y el estómago, favoreciendo la eliminación del mal aliento.

También funciona como un preventivo contra la caries.

8. Tiroides

El clavo de olor es también beneficioso para la tiroides y por lo tanto actúa para prevenir tanto el hipotiroidismo como el hipertiroidismo.

9. Control de Colesterol

El clavo ayuda a controlar el colesterol malo.

10. Anti-inflamatorio

Por la presencia de eugenol, el clavo de olor es un buen antiinflamatorio natural, ayudando a combatir las enfermedades inflamatorias.

Té de clavo de olor

Para usarlo de forma interna o como enjuague bucal se prepara en forma de té

La preparación del té de clavo es simple, colocamos un cuchara de sopa llena de clavos en un litro de agua y la ponemos al fuego, una vez que rompe en hervor esperar 10 minutos, se apaga, se enfría, colamos y listo para consumir.

No tomar más de tres tazas al día.

Aceite de clavo de olor

El aceite se puede usar para uñas, hongos de los pies, calambres, heridas e infecciones.

Para ello, se mezclan 30 gramos de clavos de olor con 200 ml de aceite de oliva o de girasol y se cocinan al baño maria por una hora.

Dejar enfriar, colar y guardar en un frasco limpio y seco.

Basta con aplicar un poco en las regiones afectadas. También sirve para las polillas.

Disuelto en alcohol o agua, puede ser utilizado como aromatizante ambiental. Mezclado con agua se puede usar como enjuague bucal.

Extracto de clavo de olor

Para hacer que el extracto,  colocamos en un frasco de vidrio oscuro 100 gramos de clavos de olor con un litro de ron.

Se mezcla y se deja a reposar en un lugar seco y oscuro por dos meses.

Está listo para su uso cuando el líquido es de color marrón.
Una cucharadita de extracto en un vaso de agua sirve para limpiar los genitales y aliviar la comezón en casos de candidiasis genital. Simplemente se lava la zona afectada dos veces al día, por la mañana y antes de acostarse.

El extracto puro también se utiliza para aliviar picaduras de insectos.

IMPORTANTE! Su uso es contraindicado en el embarazo y la lactancia, tampoco se recomienda en niños menores de 6 años, o personas con problemas de ulcera gástrica o procesos de gastritis, así como personas en postoperatorio.