Las venas varicosas son una enfermedad del sistema venoso superficial. Su tratamiento es costoso y complicado por eso hemos investigado y recolectado tres métodos económicos que funcionan, algunos se aplican desde hace siglos y todos son simples y baratos como para poder hacerse en casa.

El primero es el ajo como bien se sabe esta planta es útil para reducir la inflamación y otros síntomas de las venas varicosas. También puede ayudar a mejorar la circulación y a eliminar las toxinas dañinas en los vasos sanguíneos.

Aceite de ajo

Por la noche, verter unas gotas de este aceite en los dedos, y con un movimiento circular frote suavemente el aceite de ajo en el lugar donde aparecieron las venas, luego poner una bolsa de plástico en la zona para evitar que el aceite se desparrame y envolver las piernas con vendas o un paño caliente.

En la mañana, lave sus piernas, y póngase unos pantalones o mallas para mantener las piernas calientes. Repetir cada noche este remedio durante unos meses para notar resultados significativos.

Cómo hacer el aceite de ajo

varices

Ingredientes:

6 dientes de ajo
3 naranjas
2 cucharadas de aceite de oliva

Cortar el ajo en rodaja finas y ponerlo en un frasco limpio y con tapa, luego se añade el zumo de las naranjas y las dos cucharadas de aceite de oliva.

Deje reposar durante 12 horas antes de usarlo.


Agitar bien antes de usar.

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana se puede utilizar con eficacia para tratar las varices, es natural no tóxico y se usa con muchos fines entre ellos varios medicinales desde hace siglos. Cuando se aplica a las venas afectadas ayudará a mejorar el flujo sanguíneo y la circulación disminuyendo así la hinchazón.

Modo de empleo:

Remoje un pedazo de algodón con vinagre de manzana y frote suavemente en las partes problemáticas de sus venas. Este tratamiento debe hacerse por lo menos dos veces al día – mañana y tarde. Después de un mes se dará cuenta de los primeros resultados.

Infusión de ortiga

Vierta 200 mililitros de agua sobre una cucharada de hojas de ortiga fresca luego cocinar a fuego lento hasta que hierva el agua. Enfríe el té, colarlo y beberlo tres veces al día antes de las comidas. Este tratamiento debe repetirse al menos seis meses.

También se puede usar de forma tópica untando las zonas afectadas con aceite de ortiga otras plantas que funcionan para las varices son el muérdago y la milenrama que también se toman en forma de infusión.

Fuentes:

http://www.naturalhealthmag.com/expert-advice/how-do-i-treat-varicose-veins

http://health.howstuffworks.com/wellness/natural-medicine/home-remedies/home-remedies-for-varicose-veins.htm

http://www.rapidhomeremedies.com/remedies-for-varicose-veins.html