Todas las infecciones que se presentan por hongo en el oído, afectan de manera precisa al conducto auditivo; esta patología es conocida  de manera coloquial como oído de nadador y el término medico es otomicosis. Las personas que se le diagnostican otitis externa con inflamación e infección en el oído, serán el 7% de las que presentan otomicosis.


El tener hongo en el oído es muy fácil de ser confundido con infecciones bacterianas y por tal motivo en ocasiones son tratadas como si la infección fuera bacteriana.

A continuación presentamos algunos remedios caseros para atacar los hongos en los oídos.

7 remedios caseros en contra de la otomicosis

1. Aplicar peróxido de hidrogeno: con un gotero échate 2 gotas en el oído, dóblala al lado contrario para que se introduzcan las gotas, quédate así por unos 5 o 10 minutos. De esta manera eliminarás cualquier residuo duro o encostrado que este allí.

2. Utilizar un secador de cabello: préndelo en la velocidad más baja que tenga, luego colócalo a unos 25 centímetros del oído donde está la infección, esto evitará que exista humedad y la proliferación de cualquier otro hongo.

3. Poner compresa tibia en el oído donde está el hongo: coloca una toalla limpia, mojada con agua tibia, en el oído que está infectado, hasta que se enfríe, durante unos 20 minutos, esto calmará el dolor y evitará tomar analgésicos, también fluirá más la sangre en la zona que está afectada para que la recuperación sea más rápida y fácil.

4. Utilizar alcohol isopropílico o vinagre de manzana: mezclar estos dos líquidos con un gotero, echarlo en el oído, doblar la cabeza para que se asiente el líquido y esperar unos 10 minutos. Este procedimiento debe aplicarse durante dos semanas, cada cuatro horas.

5. Consumir comida con mucha vitamina C: la vitamina C es necesaria para ayudar al crecimiento y la reparación de los tejidos afectados por hongos. La vitamina C produce de manera obligada colágeno para la piel, el cartílago y también los vasos sanguíneos. Se recomienda consumir de 500 a 1000 mg de esta vitamina al día.

6. Usar el aceite de ajo: poner en el oído el aceite de ajo y dejarlo que se asiente por 10 minutos, esto ayudará con sus efectos anti fúngicos a eliminar el hongo. Se tiene información que el ajo tiene proporciones más fuertes que un medicamento normal para combatir infecciones.

7. Aplicar aceite de oliva: con un gotero échate 3 gotas en el oído donde está el hongo, déjalo durante 5 a 10 minutos, esto ablandará el cerumen y otra secreción que se tenga en el canal auditivo para eliminar cualquier infección.

El canal auditivo es muy delicado y sensible, pero está expuesto al medio ambiente en donde existen muchas infecciones que pueden terminar lastimándolo.

Lograr tener una limpieza adecuada será lo mejor para evitar tener una infección en el futuro.