La pérdida de cabello puede tener varias causas: hormonal, nutricional, emocional y hasta existe un factor hereditario.

Es por esto que mucha veces un tratamiento no es efectivo y otro puede que sí para los que ya probaron el Romero contra la caída del cabello, aquí les traigo otro clásico remedio casero de los que funcionan de aquellos que usaban nuestros abuelos.


Se trata del aceite de ajo.

Y aunque que parezca raro, que no te preocupe no te dejar oliendo a ajo.

Esto es por que el mismo se aplica solo en el largo del cabello se deja por dos horas y luego se lava el pelo de forma habitual.

aceite-ajo

Ingredientes:

2 dientes de ajo.

8 cucharadas (sopa) de aceite de oliva virgen extra.

Preparación:

Ponemos el aceite con los dientes de ajo previamente pelados en una cacerola todo frío y ahí le damos fuego.

Dejamos unos minutos hasta que comenzamos a sentir el olor del aceite entonces retiramos del fuego, dejamos enfriar y guardamos en un frasco.


Se debe dejar reposar 24 horas, luego ya podemos utilizarlo, sin refrigerar dura un mes sin problemas si lo guardamos en la nevera un par de meses.

Forma de uso:

Aplicar como mascara capilar, poniendo un podo de aceite en la mano lo pasamos todo a lo largo del cabello, dejar actuar por dos horas, podemos colocarnos un gorro de ducha para que no moleste el olor, y luego nos lavamos el pelo con nuestro champú habitual.