Muchos recomiendan el apio y la cebolla para adelgazar y perder peso, y nosotros a continuación te explicaremos las razones que están detrás de esta recomendación. Toma nota y ponte manos a la obra para quitarte de encima esos kilos de más.

La cebolla y el apio son vegetales que poseen innumerables propiedades que benefician al organismo y a la salud. Por sus propiedades nutricionales, aportan vitaminas y minerales importantes para mantener una buena nutrición, obteniendo  y aprovechando los beneficios y ventajas que pueden brindar.


Una buena cantidad de vegetales se recomienda en casi todas las dietas para perder peso, pero de preferencia se escogen algunos que tengan propiedades depurativas de toxinas, diuréticas y antioxidantes. La cebolla y el apio no están exentos de ofrecer estos beneficios en dietas para mantener la salud cardiovascular y digestiva.

El apio y la cebolla para adelgazar se usan en dietas por el contenido depurativo, y por su acción como antioxidantes y niveladores de valores sanguíneos que ayudan a evitar accidentes vasculares, porque no sólo se puede adelgazar consumiendo estos vegetales, sino que también se tendrá una salud integral, manteniendo el metabolismo activo, lo que en definitiva favorece la pérdida de peso de forma natural.

Otros beneficos del apio y la cebolla en cuanto al equilibrio del peso y las propiedades adelgazantes, es que reduce el colesterol de manera progresiva si se consume con regularidad, debido a sus propiedades químicas y la forma en que interactúa con los ácidos grasos y grasas saturadas de las malas ingestas.

apio y cebolla para adelgazar

El apio y la cebolla reducen los niveles de triglicéridos, evitan que se formen trombos en la sangre que puedan pasar al cerebro o al corazón, controlan y nivelan la glicemia en sangre, y son excelentes para regularizar el tránsito intestinal por su contenido de fibra.

¿Cómo usar el apio y  la cebolla para adelgazar?

La cebolla aporta sólo 40 calorías por cada 100 gramos, y el apio sólo aporta 30 calorías cada 100 gramos; por lo que son alimentos muy ligeros. Se pueden incluir en cualquier plato, ya que además de ayudar a perder peso producen un efecto saciante que ayuda a controlar el apetito.

Se puede usar la cebolla y el apio crudos en ensaladas verdes o se pueden cocinar, de ambas formas conservan sus propiedades, lo que es muy útil para personas a las que no les gusta el sabor fuerte de ambos vegetales, especialmente el de la cebolla.


Hay recetas variadas con las que se pueden combinar las cebollas y el apio, puede ser con proteínas (carnes o granos), con ensaladas o con otros vegetales; se pueden incluir en todas las ensaladas, arroz, guisos, comidas horneadas y especialmente en una sopa de cebollas que es muy adecuada a la hora de consumir la cebolla y suavizar su sabor. Incluso, se puede combinar con el apio, en trozos o incluirlo en la sopa. De igual forma se pueden incluir pimientos, repollo y tomates.

Comiendo esta sopa e incluyendo la cebolla y el apio en muchas de las comidas, además de comer ligero por las noches, se pueden perder varios kilos en pocas semanas, de acuerdo con la edad y ritmo del metabolismo que se tenga.

Algunas otras sopas de cebolla, apio y otros vegetales se pueden preparar previamente asando las cebollas, después llevando a hervor en agua, para luego licuar. Esta sopa ayudará a adelgazar rápidamente, acompañada de actividad física de suave a moderada, y una dieta que no incluya carbohidratos ni grasas.

Además de unos cuantos kilos menos y de adelgazar gracias a los beneficios de la cebolla y el apio, se nivelarán los valores de colesterol y triglicéridos, evitando problemas vasculares inmediatos a largo plazo.

En cada aderezo de ensalada se puede tomar cebolla cruda y rallar para incorporar al aderezo, y también se puede poner en ruedas o cintitas; no olvidar que para quitar el olor a cebolla, es bueno comer un par de hojitas de menta o yerbabuena, lo que refresca el aliento y evita o suaviza el olor a cebolla.