Este es uno de esos clásicos remedios de la abuela, simple, efectivo y con un elemento que hay en todo sitio, el único detalle es que para hacerlo hoy en día mas vale que tengamos nuestro propio naranja o que compramos naranjas procedente de agricultura ecológica ya que las comunes de la tienda tienen algo así como 10 pesticidas distintos en la cáscara.


Es un remedio doble porque para hacerlo hay que comerse la naranja que nos vendrá muy bien por su gran cantidad de vitamina C, la cáscara a de lavarse bien, para esto utilizamos un poco de agua tibia con una cucharada de bicarbonato y le agregamos un poco de vinagre que haga espuma y luego enjuagamos bajo el chorro de la llave, de esta forma queda muy limpia y todo sigue siendo natural.

Esta infusión la tomaremos por la noche, ya que es en la noche cuando el proceso de expulsión es mayor, hay mas secreción y nos resulta mas molesto, la infusión nos ayudara a mitigar esto y dormir mejor.

images (23)

Ingredientes: 

1 vaso de agua
1 cáscara de naranja


Preparación:

Colocamos agua a hervir un poco mas de un vaso ya que se evaporara rápido, cuando rompe en hervor, agregamos la cáscara y bajamos el fuego al mínimo, dejamos por diez minutos y apagamos, luego colamos y esta listo.

Forma de uso:

Como menciona antes por la noche antes de dormir, aunque también podemos tomarla después de las comidas, que sienta muy bien.