En nuestra cocina se encuentra escondido un gran aliado de salud un alimento que es una poderosa medicina y que casi todos tenemos en casa la cebolla. Pueden luchar contra las bacterias y también tienen propiedades antisépticas.

En la antigüedad se colocaba una cebolla cortada en la mesita de noche de la persona enferma, y se cree que esta absorbía la enfermedad.


Si bien las cebollas no pueden curar todas las enfermedades, si que sirven para unas cuantas con buenos resultados, se usan desde hace mucho como un infalible remedio casero, veamos algunos ejemplos.

Luchar contra una infección.

Se realiza una pasta la cual ayuda a eliminar la infección.

Ingredientes:

  • Leche
  • Cebolla
  • Pan blanco

Primero ponemos la leche a hervir, luego colocamos el pan desmigado y encima rallamos la cebolla, por ultimo procesamos todo y dejamos enfriar se formara una pasta la cual aplicamos sobre la zona afectada.

Curar la tos.

Si tiene tos seca y molesta, reúna los siguientes ingredientes:

  • Una cebolla grande
  • ½ cucharada de azúcar morena

Pelamos la cebolla, la cortamos por la mitad y cubrimos la parte interna con el azúcar la dejamos reposar un par de horas, luego tomamos el azúcar empapado del jugo de la cebolla como si fuese un jarabe dos veces al día.

Ed y sus magníficas cebollas, unas de las más grandes jamas cosechadas
Ed y sus magníficas cebollas, unas de las más grandes jamas cosechadas.

Bajar la fiebre.

Si tiene fiebre, esta receta es ideal para ayudar a bajarla, primero los ingredientes:

  • Ajo
  • Patatas
  • Cebollas
  • Vinagre de manzana


Picar una cebolla, una patata y un diente de ajo mezclar y colocar en un calcetín acostarse, colocarse el calcetín en unos de los pies, y aplicar compresas en la frente con una tela empapada en vinagre de manzana. en una hora la temperatura ya no será problema.

Problemas de oído.

El dolor de oído e incluso la acumulación de cera, pueden tratarse con la cebolla. Para esto simplemente necesitamos un trozo pequeño de cebolla para colocar dentro del oído. Podemos cortar el corazón de la cebolla, que en realidad tiene mayores propiedades anti-inflamatorias. Debe colocarse antes de ir a dormir ayudara con el dolor y reblandecerá la cera para facilitar su remoción.

Aunque estas son recetas de abuela, la ciencia ha demostrado que la cebolla tienen propiedades antibacterianas y antisépticas. Si necesitamos una cura para la tos o la fiebre, ya no es necesario comprar medicamentos, podemos recurrir a lo que tenemos en nuestra despensa.

Foto de Ed: Vancouver Sun