La vaginosis bacteriana (vaginitis bacteriana) es algo bastante común, la vagina esta llena de bacterias de varios tipos habiendo un equilibrio cuando este se rompe y alguna bacteria prolifera sobre las otras empieza la enfermedad.

Algunos de sus síntomas son flujo excesivo, mal olor en algunos casos, picazón y dolor al orinar, el tratamiento convencional incluye casi siempre antibióticos pero existen varios tratamientos de aquellos de abuela que son muy efectivos y que hoy revelaremos para ustedes.

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana ayuda a que las bacterias no puedan prosperar, además desinflama y quita el mal olor de haberlo, es simple, barato y natural.

Una vez al día, realizar un baño de asiento con agua tibia y agregar al mismo una o dos tazas de vinagre de manzana.

Yogur

Es un antiguo remedio, el yogur sería como combatir bacterias con más bacterias, las bacterias presentes en el yogur logran neutralizar a las causantes de la vaginitis y restaurar el equilibrio del ph vaginal.

Empapar un algodón con yogur natural y pasar por toda la zona, dejar por media hora, luego enjuagar con agua tibia y secar muy bien.

Aceite esencial de árbol de té

Es un poderoso antibiótico natural, también es antimicotico por lo que sirve en casos de hongos.

Para usarlo se añade 3 o 4 gotas en un bol con agua templada y se lava con esta agua la zona afectada.

52263cdcb93795c501414701_0_33-1378238766062

Ajo

Al igual que el anterior tiene propiedades como antibiótico y antimicotico.

Se machacan 3 dientes de ajo con mortero y la pasta resultante se aplica en la vagina se deja por 20 minutos y luego enjuagar con agua tibia.

Aceite de coco

El aceite de coco extra virgen tiene todo es anti-viral, antibiótico y antimicotico, solo se debe aplicar en la zona y listo, no hace falta enjuagar.

Aceite esencial de orégano

Es uno de los atibioticos naturales más potentes que hay, para usarlo se debe diluir el mismo en aceite de oliva.

Diluir 3 gotas de aceite esencial de orégano en una cucharada sopera de aceite de oliva aplicar y dejar por 2 horas aproximadamente.

Peróxido de Hidrógeno (agua oxigenada)

El agua oxigenada o peróxido de hidrógeno es barata y muy efectiva, en un estudio realizado a 58 mujeres todas ellas al cabo de 3 meses obtuvieron los mismos resultados con el peróxido que las que se sometieron a tratamientos con antibióticos.

Se utiliza en solución al 3% y se mezcla una parta de peróxido con una parte igual de agua tibia, luego podemos realizar duchas vaginales o empapar un tampón e introducirlo en la vagina por 30 minutos.

estudio: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/14676737

Artículo patrocinado por: sitio web flujovaginal.com