Los batidos purificadores, o mejor conocidos como “Detox”, son bastante populares desde hace un tiempo, sin embargo, muy pocos conocen realmente sus beneficios y las ventajas de añadirlos en nuestra dieta. Estos batidos son una de las mejores formas de eliminar toxinas y purificar nuestra sangre sin hacer mucho sacrificio. De igual modo, te suministran rápidamente nutrientes, minerales y vitaminas, que van directo a las células, por lo que después de beberlos, en muy poco tiempo, comenzamos a notar la diferencia en nuestro organismo: la piel suele lucir radiante, te sentirás más enérgico, y como producen saciedad, también contribuyen a comer menos y controlar mejor nuestro peso.

A continuación te brindaremos una opción rápida y con ingredientes súper sencillos para que puedas incluir estos batidos en tu rutina sin excusa. Recomendamos tomarlo al levantarte, incluso antes de tomar tu desayuno.

Ingredientes:

Utilízalos congelados para darle un efecto granizado y más refrescante.

  • Una taza (150gr) de piña congelada en trozos
  • Una taza (120gr) de pepino con cáscara
  • Una cucharada de jengibre natural rallado
  • El jugo de medio limón recién exprimido (aproximadamente 50ml)
  • ½ taza de infusión de piña (para realizarla debemos hervir la cáscara de la piña durante una hora´, con un litro de agua aproximadamente)
  • Hojas de perejil al gusto
  • Hielo
  • Endulzante a base de Stevia

Agrega todos los ingredientes en la batidora, junto con un vaso de agua, y mezcla hasta obtener la consistencia que prefieras. No debes colar el batido, ya que en la pulpa y cáscara de los ingredientes se encuentra la mayor cantidad de nutrientes de los cuales obtendremos múltiples beneficios. Puedes utilizar este batido como una buena opción de meriendas, a mitad de la tarde, ya que ayuda a calmar significativamente la ansiedad vespertina, y por tanto a controlar tu peso.