Ha vuelto a estar en boga el uso de la barba como ornamento para el rostro del hombre. Incluso se han diversificado los estilos en este particular. No obstante, para algunos envuelve todo un reto conseguir que su vello facial crezca; pero no hay razón para rendirse, pues a continuación mostraremos un método natural, económico e infalible, para que al fin logres lucir la barba que siempre has querido tener.

¿Qué usar?

En esta oportunidad recomendamos un par de elementos cuya combinación hace posible que la barba crezca fuerte y sana. Nos referimos a la canela y limón para la barba, pues cada uno genera efectos positivos en las zonas capilares.

¿Por qué la canela?

Principalmente porque se trata de una especia rica en aceites naturales. También, debido a su gran aporte de minerales y vitaminas; en especial la tiamina (vitamina B1), la cual mejora considerablemente la oxigenación y circulación sanguínea de los folículos pilosos. De modo que resulta esencial y beneficioso para el buen desarrollo del vello.

En relación a esto, cabe destacar que la canela es altamente conocida por su gran facultad de acelerar el crecimiento de la barba; pero no es todo, posee propiedades exfoliantes que ayudan a mantener la barba limpia, y propiedades regeneradoras que inhiben la resequedad de la piel y detienen la caída del vello.

Otro de los beneficios que brinda la canela tiene que ver con su acción antibacteriana y antiséptica, es decir que es capaz de impedir la producción de caspa, hongos u otra afección presentada en las fibras capilares.

¿Por qué el limón?

El limón también es útil para el tratamiento debido a las vitaminas y minerales que contiene; por ejemplo, la vitamina C es el nutriente que contribuye a un crecimiento sano, y a su vez combate la sequedad y la decoloración.

Otros de los nutrientes que posee y resultan eficaces para hacer crecer la barba son el ácido fólico, la vitamina B, el potasio, el magnesio y el calcio.

Por lo tanto, es gracias a su composición que puede frenar la caída, eliminar el exceso de grasa, luchar victoriosamente contra la caspa, y ofrecer un aspecto saludable y bien cuidado.

¿Cómo preparar el tratamiento?

A fin de obtener una barba totalmente frondosa y sana, es necesario realizar el siguiente tratamiento natural, para ello necesitaremos:

  • 1 limón fresco
  • Canela en polvo

La preparación es muy fácil, lo primero que debes hacer es cortar el limón y exprimirlo hasta obtener la cantidad de dos cucharadas de jugo. Este jugo recién extraído lo colocas dentro de un bol o recipiente, y haciendo uso de un tenedor, lo mezclas junto con una cucharada de canela. A medida que vas batiendo notarás como se forma una pasta espesa.

Esta mezcla es lo que te servirá de mascarilla, la cual deberás colocar sobre el rostro de manera uniforme (procura que quede una capa fina). Es importante hacerlo realizando masajes circulares por unos cuantos minutos, así la piel podrá absorber mejor el producto y se activarán los vasos capilares.

Luego de aplicarlo, espera que actúe por un espacio de tiempo de entre 25 a 30 minutos, y posteriormente enjuaga con abundante agua fría.

Recomendaciones y sugerencias

Es preciso usar siempre un tónico limpiador después de enjuagar el rostro, ya que podrían quedar restos de jugo limón. Y para finalizar el tratamiento, usa una crema hidratante para evitar la resequedad en la piel.

Igualmente es importante tener en cuenta que el limón aclara el color del vello cuando entra en contacto con el sol; por consiguiente, se aconseja realizar el tratamiento por las noches, de lo contrario lucirás una barba anaranjada o rubia.

Hábitos que fomentan el crecimiento

Es cierto que el método antes expuesto es efectivo, pero no significa que sea inmediato. Es decir, para conseguir resultados haz de ser constante y paciente. Por ello es necesario repetir el proceso 4 veces por semana; además, asegúrate de retirar todo el producto al terminar y evita dejar la mascarilla por más de media hora, pues de lo contrario, podríamos ocasionar efectos adversos como quemadura leve en la piel.

Un consejo útil para cuando ya tengas la barba deseada es continuar con los hábitos de exfoliación y masaje facial. De esta forma mantendrás el buen estado del vello. Inclusive recortarla de vez en cuando permite que el vello se fortalezca.

Contraindicaciones

El uso de esta preparación está contraindicado en personas sensibles al limón o en caso de padecer problemas cutáneos en la zona de la barba.