El hígado inflamado, o hepatomegalia, es una condición bastante molesta que surge como consecuencia de múltiples factores. En la primer etapa de inflamación, el hígado prácticamente no presenta síntomas por lo que es muy difícil notar la misma, hasta que la situación pasa a mayores provocando signos como malestar, cansancio excesivo, náuseas, vómitos o incluso ictericia (coloración amarillenta de las mucosas).

Entre las causas más comunes de inflamación del hígado podemos enumerar las distintas hepatitis, enfermedades virósicas como la mononucleosis, cáncer de hígado, consumo excesivo de alcohol o incluso infecciones en el sistema digestivo.

La inflamación del hígado provoca un funcionamiento anormal del mismo. Es por ello que, ante casos de hepatomegalia es necesario concurrir inmediatamente al médico para que éste nos oriente correctamente respecto de la manera de actuar. Más allá de que podamos identificar si existe la inflamación del hígado y si la misma está o no asociada a alguna enfermedad, es importante destacar que siempre es recomendable consultar al médico.

Ahora bien, si la inflamación del hígado no se originó como consecuencia de algunas de las afecciones nombradas anteriormente, entonces podemos hacer uso de algunos remedios caseros para desinflamar el hígado.

Síntomas de hepatomegalia

Como hemos dicho, el hígado inflamado presenta muy pocos síntomas en sus etapas iniciales. Es por eso que una correcta palpación de la zona puede darnos una idea de si nuestro hígado está o no inflamado.

El hígado se ubica en la zona derecha de nuestro abdomen, justo por debajo del diafragma. Para palparlo correctamente debemos colocar las yemas de los dedos de nuestras dos manos justo sobre el borde de las últimas costillas, con las palmas hacia abajo y dirigidas al tórax de la persona a palpar. Una vez colocadas las manos de esa manera se procede a presionar levemente las yemas por debajo de las costillas, acompañando la forma natural de las mismas. Si el hígado está inflamado, entonces provocará un dolor agudo cuando se haga presión sobre la zona. Caso contrario, podemos descartar la inflamación del órgano.

Remedios caseros para desinflamar el hígado

Quieres saber ¿cómo desinflamar el hígado? A continuación te presentamos algunos remedios caseros que deben ayudarte a desinflamarlo.

– Boldo
El té de boldo es muy recomendable para desinflamar el hígado debido a que contiene altos niveles de la sustancia boldina. La boldina es un compuesto alcaloide que favorece el correcto funcionamiento de la vesícula biliar, por lo que estimula la expulsión de la bilis desde el hígado.

– Diente de león
El diente de león es un depurativo natural del hígado. Reduce la cantidad de grasa acumulada en el hígado así como normaliza los niveles de colesterol. Es por esto que si la causa de la hepatomegalia es alguna de éstas, el diente de león se encargará de resolver el problema.

desinflamar higado jugo limon

– Jugo de limón
Se sabe que el jugo de limón es digestivo, antioxidante y un potente diurético. Es así que tomar jugo de limón exprimido mezclado con un poco de agua fresca, es un remedio casero para desinflamar el hígado,muy utilizado por la simpleza en su consumo.

– Tamarindo
Es muy efectivo para desinflamar el hígado ya que estimula el funcionamiento normal de la vesícula biliar. Tiene propiedades que favorecen la descongestión del órgano, por lo que el tamarindo es uno de los remedios caseros para desinflamar el hígado por excelencia.

– Alcachofa (o alcaucil)
Se puede utilizar la alcachofa tanto cruda como cocida, o incluso preparar un jugo con sus hojas. En este último caso, sólo es necesario licuar algunas hojas crudas con agua fresca y tamizar para eliminar las partículas que no se hayan deshecho. La alcachofa estimula el correcto funcionamiento del hígado en general, por lo que es muy efectiva para lograr desinflamarlo.