El moco a menudo acompaña a los resfriados y otras infecciones de las vías respiratorias superiores. Aunque no es un problema de salud grave, puede obstruir e irritar los bronquios, así como causar una infección respiratoria secundaria o bronquitis

El moco tiende a congestionar en el pecho y la garganta y por lo general es expulsado a través de la tos. El moco contiene las bacterias, virus o células inflamatorias producidas en respuesta a una infección. Además de infecciones como el resfriado común, la gripe y la bronquitis, el moco puede ser causado por una reacción alérgica y enfermedades como el asma y la fiebre del heno, las cuerdas vocales dañadas, y fumar en exceso.

Tratar con los mocos puede ser increíblemente frustrante y aparentemente interminable. Pero hay, remedios caseros naturales eficaces que funcionan de forma rápida y sin causar efectos secundarios.

Vapor o humidificador

La inhalación de vapor es la mejor y la forma más sencilla de deshacerse de la mucosidad. La inhalación de vapor por los conductos nasales ayuda a mantener el moco en forma líquida por lo que es más fácil de eliminar de su sistema.

00000 mo

Tome una ducha de vapor dos veces al día.  Poner la ducha con el máximo de agua caliente y permanecer en el baño cerrado durante 10 minutos para ayudar a romper el moco. Asegúrese de hidratar su cuerpo después, ya que el agua caliente le roba a la piel de aceites esenciales yhumedad.

Alternativamente, vierta agua hirviendo en un tazón grande. Mantenga una toalla sobre su cabeza y inhale el vapor durante cinco minutos. Esto ayudará a aflojar las secreciones de los pulmones. Usted puede utilizar este sistema varias veces al día.

Otra opción son los humidificadores comerciales que ayudan a aliviar la tos y aflojan el moco en las vías respiratorias. Pero asegúrese de limpiar el humidificador de acuerdo con las recomendaciones del fabricante para evitar el crecimiento de bacterias y hongos en el depósito de agua.

Agua salada

Hacer gárgaras utilizando agua tibia con sal es otra manera fácil de tratar el moco. Mientras que el agua caliente es calmante para la garganta irritada, la sal ayuda a destruir las bacterias que pueden estar causando su infección y por lo tanto reduce la producción de más moco.

Mezcle un cuarto de cucharadita de sal en un vaso de agua tibia. Haga gárgaras con la solución. Repita este remedio varias veces al día.

Jugo de limón y miel

El limón es un gran ingrediente para aflojar el moco y la flema. Sus propiedades antibacterianas y alto contenido de vitamina C ayudan a luchar contra la causa del moco y mejoran la resistencia del organismo a las infecciones.

Añadir dos cucharadas de jugo de limón y una cucharada de miel en un vaso de agua caliente. Beba esto por lo menos tres veces al día para aliviar la garganta y reducir la producción de moco .

Otra opción sencilla es cortar una rodaja de limón, espolvorear un poco de sal y pimienta en él y luego chupar la rodaja de limón. Esto ayudará a forzar la mucosidad de la garganta. Haga esto dos o tres veces al día.

Jengibre

El jengibre es un descongestionante natural y se ha utilizado para combatir infecciones de las vías respiratorias desde hace siglos. Las propiedades antivirales, antibacterianas y expectorantes presentes en el jengibre alivian la congestión en la garganta y el pecho para ayudar a respirar mejor.

Añadir una cucharada de jengibre fresco rayado a una taza de agua hervida. Deje reposar por unos minutos y luego añadir dos cucharaditas de miel. Beber este té de jengibre suave varias veces durante el día.

Pimienta de cayena

La pimienta de cayena ayuda al cuerpo a liberar la mucosidad acumulada en las fosas nasales y la garganta. El carácter cálido y estimulante de la pimienta de cayena también ayuda a reducir el dolor en el pecho y alivia la garganta irritada.

Mezclar los siguientes ingredientes: un cuarto de cucharadita de pimienta de cayena, un poco de jengibre fresco rallado, una cucharada de miel y una cucharadita de vinagre de manzana condos cucharadas de agua. Beber esta mezcla de dos o tres veces al día para ayudar a reducir la producción de moco.

Miel

La miel tiene propiedades antivirales, antibacterianas y antifúngicas lo que la conviernten en un gran remedio casero para aliviar la garganta irritada y la eliminación de moco. También tiene propiedades antisépticas que ayudan a estimular el sistema inmunológico para combatir las infecciones más rápidamente.

Añadir una pizca de pimienta en polvo a una cucharada de miel. La pimienta será de ayuda para tratar infecciones, mientras que la miel calmará las membranas mucosas. Se toma dos veces al día durante una semana.

Otra forma es añadir una cucharada de miel a un vaso de agua tibia. Beba esto varias veces al día. Usted obtendrá los beneficios de las propiedades medicinales de la miel y el agua le ayudará a diluir el moco.

Cebolla

La cebolla tiene excelentes propiedades antibióticas, antiinflamatorias y expectorantes que ayudan a relajar su garganta y deshacerse de la mucosidad.

Lavar y picar finamente una cebolla pequeña. Mezcle la cebolla con dos cucharadas de azúcar, dejar reposar por media hora. La mezcla se desarrollará una textura líquida. Tome una cucharada de esta mezcla cada dos a tres horas o cuando sea necesario. Puede almacenar la preparación restante en el refrigerador por uno o dos días.