Uno de los árboles de mayor producción en la parte central y sur de México es el cuachalalate, se trata de un árbol que ha sido usado en el país como medicina durante siglos. Mayormente se recolecta la corteza, la cual proporciona innumerables beneficios para la salud y mantenimiento del organismo. Pero, ¿para qué sirve el té de cuachalalate? Veamos.

¿Qué es el cuachalalate?

El nombre que ha recibido por parte de los investigadores es “Amphipterygium adstringens”, pero también es común llamarla “chalalate” y “cuachalala”.

Es un árbol de gran tamaño que puede llegar a medir hasta 10 metros de altura. Posee ramas torcidas, en posición ascendente y con puntas gruesas. Su curiosa corteza tiene un color grisáceo y exhibe algunas protuberancias de corcho, entre ciertas superficies lisa con aspecto áspero. En relación a su fruto, estos son secos, pero con mucha fibra y contienen en su interior hasta dos semillas pequeñas de 5 milímetros.

Habiendo conocido la apariencia de este árbol tan peculiar, aprendamos por qué haríamos bien en utilizar su corteza en infusiones o té.

¿Para qué sirve el té de cuachalalate?

  • Cuando presentamos afecciones cutáneas, heridas en la piel o sencillamente acné, su función antimicrobiana se activa para iniciar una rápida curación.
  • Gracias a su alto contenido en ácido masticadienónico es capaz de destruir cálculos biliares e incluso prevenir la aparición de tumores cancerígenos.
  • Ingerirla con frecuencia o usarla como enjuague bucal fortalece las encías y evita la presencia de erupción o úlceras en la boca.
  • Si padeces de gastritis, inflamación intestinal, problemas renales o incluso colitis, te hará bien probar el té de cuachalalate, pues sus propiedades gastro protectoras y antinflamatorias inhiben el malestar producido por dichas enfermedades.
  • Otra cosa para lo que sirve el té de cuachalalate es en el tratamiento de enfermedades respiratorias como resfriados, tos, inflamación de amígdalas, gripe, bronquitis, etc.
  • Permite la correcta circulación sanguínea, de manera que inhibe el desarrollo de varices y problemas asociados (conoce algunas recetas para mejorar las varices en casa).
  • Es ideal para tratar eficazmente infecciones vaginales y elimina la fiebre causada por la misma.

Lo que debes saber antes de usarlo

  • Las infusiones pueden tomarse durante el día como agua de uso, o únicamente después de las comidas, a la temperatura que prefieras, caliente o frío.
  • Es importante asegurarse que la corteza provenga de plantaciones certificadas que no impliquen daño a la vida silvestre ni promocione la extinción del árbol.

Precauciones a tomar en consideración

Aunque no hay registro de efectos secundarios en relación al té de cuachalalate, ha habido casos de personas que han presentado intoxicación leve después de su consumo. Por lo tanto, es recomendable no exceder la dosis indicada por el médico tratante.

De la misma manera, no existe evidencia de que su consumo tenga efectos abortivos o nocivos para el bebé de pecho; sin embargo, a fin de evitar posibles complicaciones es mejor no usar el té si se está embarazada o se sospecha su existencia, tampoco si se está en periodo de lactancia.

Incluso en niños menores de 12 años se debe evitar su uso a no ser que un homeópata calificado lo haya prescrito. Con todo, siempre será imprescindible consultar antes de comenzar a ingerir el té de cuachalalate.

Preparación

Hay diversas maneras de preparar el té de cuachalalate, y también se pueden realizar combinaciones para obtener mayores beneficios.

Preparación original

Ingredientes:

  • ½ litro de agua.
  • 5 gramos de corteza.

Pasos para la elaboración:

  • Calentar el agua hasta que hierva.
  • Añadir la corteza a la olla y bajar la llama a fuego lento.
  • Dejar hervir por espacio de 5 minutos.
  • Pasado este tiempo, puedes proceder a apagarlo y taparlo.
  • Dejar reposar por otros 10 minutos.
  • Y por último endulzar con miel o azúcar morena.

 

Té de cuachalalate combinado con árnica

Ingredientes:

  • 1 cucharaditas de árnica (flores y hojas).
  • 10 gramos de corteza de cuachalalate.

Pasos para la elaboración:

  • Dejar hervir el agua para luego añadir los ingredientes.
  • Permitir que se cocinen durante 5 minutos.
  • Retirar del fuego y tapar, para dejar reposar por 10 minutos.
  • Endulzar al gusto e ingerir mientras aún esté tibio.

 

Té de cuachalalate para limpiar riñones

Ingredientes:

  • 1 litro de agua.
  • 5 gramos de raíz de nectarina.
  • 10 gramos de corteza de cuachalalate.

Pasos para la elaboración:

  • Al igual que las anteriores, dejar hervir todo el litro de agua para después incluir la corteza y la nectarina.
  • Mantener a fuego lento por al menos 5 minutos.
  • Y, por último, dejar reposar por unos 15 minutos.
  • Si lo deseas, también puedes endulzarlo.

 

Bueno, ya te hemos contado para qué sirve el té de cuachalalate, las precauciones que debes tener y te hemos dado algunas recetas que puedes poner en práctica, ahora depende de ti si utilizas esta planta para disfrutar de sus bondades.