Los riñones son uno de los órganos vitales del ser humano, están encargados de filtrar la sangre y eliminar los desechos del organismo y el exceso de líquido mediante la orina. Sin embargo, muchas personas, debido a diferentes razones, comienzan a padecer de molestias que inhiben su correcto funcionamiento; por ejemplo, infecciones renales y cálculos en los riñones, lo que a su vez genera retención de líquido, inflamación, así como otros problemas más severos.

¿Por qué elegir la medicina natural?

Si bien es cierto que existe un sinfín de medicamentos destinados para aliviar o disminuir los efectos de las enfermedades del riñón, con el tiempo se ha descubierto que éstos pueden dañar otras partes del cuerpo. Por lo tanto, a fin de mejorar la capacidad de los riñones sin ocasionar efectos secundarios, existe la posibilidad de optar por los tratamientos naturales. En este caso hablaremos del agua de coco para los riñones, y la manera correcta de usarla.

El agua de coco

La bebida 100% natural que se obtiene del interior del coco verde es bastante saludable y nutritiva. Está integrada por un 94% de agua y el resto de grasas naturales, minerales y vitaminas, razón por la que beneficia tanto al cuerpo. Es comúnmente denominada como bebida tropical gracias a su acción refrescante sobre todo en épocas de verano. Ahora bien, cabe destacar que la leche de coco no es lo mismo que el agua de coco, ambas bebidas poseen propiedades muy diferentes.

Propiedades del agua de coco

El valor del agua de coco para los riñones se debe principalmente a los nutrientes que posee. De hecho, tan solo una taza de esta agua contiene:

  • 17 % de potasio (cantidad recomendada para cada día).
  • 17 % de manganeso (ideal para regular las reacciones celulares).
  • 10 % de vitamina C (previene y disuelve piedras en los riñones).
  • 8 % de vitamina B2 (retira las toxinas del cuerpo).

Beneficioso para los riñones

Ya hemos mencionado los nutrientes que contiene a favor de los riñones; no obstante, ahondaremos un poco más acerca de las grandes ventajas que produce ingerir regularmente el agua de coco.

La litiasis o formación de piedras en los riñones es una condición que se produce a razón de la poca o insuficiente hidratación que le damos al cuerpo, pero también puede generarse por factores genéticos. La formación de cálculos se desarrolla cuando los restos de minerales que se encuentran en la orina se cristalizan y se adhieren a las paredes de los órganos renales.

En relación a esto, expertos han realizado estudios y pruebas que indican que el agua de coco es efectiva para facilitar la expulsión de piedras; pues sus características evitan que los minerales cristalizados se adhieran al riñón. De manera que se ha llegado a la conclusión de que es capaz de reducir el riesgo de padecer litiasis y sirve de diurético natural, lo que permite una profunda limpieza de los riñones en caso de que ya se encuentren cálculos acumulados.

No hay duda de que esta agua limpia el trayecto urinario, contribuye al correcto funcionamiento de los riñones, mantiene en proporción los niveles de líquido del cuerpo y agiliza el proceso de desintoxicación del cuerpo.

Cómo obtenerlo

Los cocos que usaremos para extraer su agua deben estar a media edad de su madurez, es decir deben tener un periodo de desarrollo que oscile entre unos 6 a 7 meses.

Claro está, no es un producto difícil de conseguir, aun si no tienes acceso a una palma cocotera, puedes dirigirte a cualquier comerciante que se dedique a la venta de agua de coco. Pero si este el caso, es importante que te cerciores que el vendedor saque el agua directamente del coco; porque cuando se retira el agua y se conserva por varios días, se degradan los nutrientes que posee.

Cómo utilizarlo

Ingerir un vaso de agua de coco por día es suficiente para mantener el buen funcionamiento de los riñones. Puedes elegir entre tomarlo puro, recién extraído y al natural, o preparar una bebida más refrescante mezclándolo con unas gotas de zumo de limón o unas hojas de menta.

Origen del uso medicinal del agua de coco

Con respecto a su origen, existen pruebas que confirman que en la India se ha utilizado el agua de coco desde hace 3000 años como opción en la medicina alternativa. Es más, en todo el país es considerada una fruta sagrada, que a su vez trae beneficios en el tratamiento de diversos problemas de salud.