El ajo es un alimento muy popular, sobre todo por el sabor inconfundible que aporta a nuestras comidas, sin embargo, muchos ignoramos sus beneficiosos para la salud. Tiene múltiples efectos, antioxidantes y medicinales, sus propiedades lo hacen un aliado de nuestro aparato digestivo, así como también de nuestro sistema inmunológico. Nos ayuda a prevenir inflamaciones estomacales, favorece la eliminación de bacterias dañinas y toxinas.

Además de todo esto, el ajo también mejora significativamente la circulación, por lo que es coadyuvante al tratamiento de la hipertensión arterial, de la misma forma que disminuye los niveles de colesterol en sangre. Contiene múltiples vitaminas y minerales como vitamina C, complejo B, magnesio… lo que nos beneficia para comenzar el día de una forma muy enérgica.

Atrévete a probar este jugo de ajo que traemos para ti, y de seguro notarás la diferencia.

Jugo de ajo para tu salud:

  • Dos zanahorias o dos pepinos
  • Dos dientes de ajo
  • Una manzana del color de tu preferencia
  • Algunas ramas de perejil
  • Un pequeño trozo de jengibre
  • Dos vasos de agua

Mezcla todos los ingredientes en una licuadora con dos vasos agua, y luego pásalos por un colador. Se debe tomar por lo menos un vaso en ayunas, todos los días, por quince días, hasta comenzar a ver resultados.

Puedes mezclar incluso con cualquier otra fruta de tu preferencia.

Otra manera de consumir el ajo, un poco más sencilla:

  • 200ml de aceite de oliva
  • 200mg de ajo pelado

Se debe unir el ajo crudo con el aceite de oliva. Dejar reposar el macerado, mínimo por dos horas. Puedes consumirlo de la forma que prefieras, bien sea como aderezo a una ensalada, añadirlo a un caldo de carne o a un pan. Puedes hacerlo más sencillo y consumir dos cucharadas de la mezcla en ayunas. Debes hacerlo de igual forma, mínimo durante quince días para poder comenzar a notar los cambios en tu cuerpo.