La guasima es una planta que se da con frecuencia en zonas tropicales. Es muy utilizada como parte del botiquín de medicina natural ya que proporciona una gran cantidad de beneficios para el organismo. A continuación te explicamos más de la guasima, incluyendo para qué sirve y cuáles son sus propiedades medicinales.

¿Qué es la guasima?

La guasima es un árbol de tamaño pequeño cuya longitud puede alcanzar un máximo de 20 metros de altura; es característico por poseer muchísimas ramas y un tronco de corteza gris que cuenta con un diámetro de 30 a 60 centímetros.

Es de hojas sencillas, puntiagudas, base asimétrica y un contorno ovalado. Sus flores van agrupadas en la inflorescencia de la planta, es decir, encima de la extremidad del tallo y tienen 5 pétalos matizados entre amarillo y blanco. El fruto es de forma elipsoide, de color negro o púrpura al madurar. Y su extracto incoloro es de textura viscosa.

Es muy común que crezca en terrenos baldíos, aunque también pueden hallarse en colinas y bosques medianamente elevados.

Denominaciones

A esta planta se le conoce por diversos nombres según la región, por ejemplo, se suele llamar guásimo, guácima, guásima, caulote, cuaulote (en náhuatl) y majahua. Pero lo que nunca cambiará será su nombre científico: “Guazuma ulmifolia”.

Propiedades y beneficios de la guasima

La guasima contiene propiedades emolientes, astringente, antiinflamatorias, aperitivas, depurativas, digestivas, diuréticas, febrífugas, lipolíticas, sudoríficas, tónicas y vulnerarias. ¿Qué significa todo esto?

Que puede servir en el tratamiento de muchos males, tales como los siguientes:

  • Anemia
  • Asma
  • Bronquitis
  • Caída del cabello
  • Cálculos renales
  • Contusiones y golpes
  • Diabetes tipo 2
  • Diarrea
  • Disentería
  • Elefantitis
  • Enfermedades cardiovasculares
  • Fiebre
  • Gonorrea
  • Gripe
  • Hemorroides
  • Hepatitis
  • Heridas externas
  • Intoxicación
  • Malaria
  • Quemaduras
  • Retención de líquido
  • Sarampión
  • Sífilis
  • Tos
  • Entre otras

Además, sirve de coadyuvante en la metabolización de los alimentos y en el embellecimiento del cabello.

la guasima

Infusión para diabéticos

La diabetes tipo 2 es una enfermedad que produce la elevación de los niveles de glucosa provocando como consecuencia ceguera a grados irremediables, gangrena a raíz de cortaduras o escasa circulación sanguínea, e incluso la amputación de los pies.

Pero afortunadamente la guasima puede controlar estos niveles evitando de esta manera que el trastorno alcance un estado de gravedad, pues aparte de nivelar la glucosa sanguínea, activa la circulación, fortalece el sistema inmune y desintoxica tanto los riñones como el hígado.

Por lo tanto, a fin de controlar los niveles de glucosa es preciso que se realice la infusión tal como lo indicamos a continuación:

Colocar en una olla la cantidad de un litro de agua y dentro, introduce 5 frutos secos de guasima más un trozo de corteza. Dejar que hierva por un espacio de 5 minutos y al finalizar. Espera a que repose antes de consumir. Esta agua debe beberse durante el día, bien sea caliente o fría.

Recomendación: antes de comenzar el tratamiento es ideal medir el nivel de glucosa actual para luego compararla al cabo de la semana; es decir, al terminar el tratamiento.

Investigaciones que la avalan

Estudios realizados sobre la guasima garantizan que efectivamente posee propiedades que ayudan al tratamiento de la diabetes.

Por ejemplo, la  Revista de Etnofarmacología, publicó una investigación que mostraba el mecanismo anti-diabético de la planta, concluyendo que es capaz de estimular la absorción de glucosa sin provocar la adipogénesis.

Asimismo, se realizaron pruebas en ratones de laboratorio, en las cuales realizaron la combinación guásima con la cúrcuma, y se percibió la reducción significativa de niveles de glucosa, y además se evidenció que la unión de plantas resulta más tolerable para el páncreas.

¿Cómo podemos adquirirla?

Su presencia es común en zonas tropicales y puede darse tanto en terrenos baldíos como cultivados.

Pero en caso de no tener acceso a ellas de manera directa, se puede optar por comprar en tiendas herbolarias o mercados. Incluso es posible comprarla en internet; son muchas las tiendas online especializadas en la venta de hierbas medicinales.

Contraindicaciones y efectos secundarios

Durante el artículo pudimos notar que la guasima es una gran alternativa para tratar diversos problemas de salud. Sin embargo, está contraindicada en personas que padezcan trastornos gastrointestinales, pues la guasima produce como efecto secundario, irritación en la mucosa estomacal.

Ahora bien, un dato útil para evitar o disminuir dicha irritación es combinar la infusión con jengibre o cúrcuma, estas plantas actúan como protector estomacal gracias a que contienen propiedades para aliviar la acidez.

Por otro lado, es importante señalar que el consumo excesivo de guasima puede ocasionar efectos adversos como náuseas, vómitos y diarrea. Además, el consumo de esta planta está contraindicado en mujeres en periodo de embarazo o durante la lactancia.