¿Has escuchado de las propiedades que tiene la moringa para adelgazar y bajar de peso? Aquí te las explicaremos y te indicaremos las formas de tomarla para lograr el objetivo.

La moringa es un árbol originario del norte de África y la India, que cuenta con numerosos usos medicinales por tener elementos esenciales para nuestro organismo, como por ejemplo: potasio, calcio, proteínas, vitaminas, minerales y aminoácidos. De hecho, la moringa es capaz de complementar la ingesta de alimentos, por lo que se la usa en general como un suplemento nutricional.

Entre los beneficios más importantes de la moringa podemos destacar su capacidad para disminuir la glucemia (el nivel de azúcar en sangre), además de ser un energizante natural. Asimismo, la moringa tiene un efecto estimulante del metabolismo, lo que provoca que se quemen calorías a mayor velocidad; de ahí su efecto adelgazante.

La moringa y el bajar de peso

La moringa es capaz de acelerar el metabolismo a partir de sus proteínas, aminoácidos y beta carotenos que, actuando sobre el sistema circulatorio, favorecen la quema de calorías provenientes de los alimentos, evitando así el depósito de grasa en el cuerpo. A su vez, la ingesta de este tipo de nutrientes, hace que tengamos sensación de saciedad, por lo que no tendremos apetito luego del consumo de moringa.

Cómo tomar moringa para bajar de peso

Suplementos de moringa. Las píldoras de moringa son muy utilizadas como apoyo en las dietas. Se pueden adquirir en farmacias y deben ser prescriptas por el médico que nos trate, para evitar el consumo excesivo.

Té de moringa. Se puede preparar con hojas frescas o secas, directamente extraídas de la planta. Es preferible utilizar hojas frescas ya que conservan mejor las propiedades. El té se elabora colocando algunas hojas de moringa machacadas con mortero dentro de un vaso con agua caliente, y dejando reposar éste por unos minutos. Luego se debe colar e ingerir caliente o frío, según sea el gusto de cada uno.

El consumo de moringa para adelgazar

Si bien la moringa es un producto natural que ayuda al correcto funcionamiento de nuestro cuerpo, es recomendable que se consuma por la mañana y en ayunas. El motivo es simple: al acelerar el metabolismo puede causar un leve insomnio si se la toma por la noche.

Igualmente, el consumo de moringa durante la mañana disminuye el nivel de ansiedad que se tendrá en el transcurso del día. La ansiedad es enemiga del deseo de adelgazar, pudiendo llevarnos muchas veces al consumo excesivo de alimentos.

moringa adelgazar

La moringa, acompañada de una dieta equilibrada y ejercicio diario, contribuye a la pérdida de peso. Por lo general, el tiempo de consumo de moringa oscila alrededor de los dos meses, seguido de un descanso de aproximadamente un mes. De ser necesario continuar con el adelgazamiento, se puede volver a comenzar con el consumo de moringa, continuando el ciclo de toma por dos meses y descansando uno.

Sin embargo, debemos aclarar que la moringa actúa de manera distinta en cada persona: puede darse el caso de tener efectos sobresalientes en una y casi nulos en otra. Todo dependerá del tipo de organismo que se trate.