Sólo con dos ingredientes puedes hacer un remedio que cura casi todos los males estacionales del invierno, este remedio popular en Asia, es un cúralo todo muy simple de hacer y una vez elaborado no se hecha a perder. El ajo es una planta medicinal muy potente y al mezclarlo con la miel se potencia debido a las bondades de esta.

Entre otras cosas, esta miel de ajo sirve para tratar:

  • Tos
  • Dolor en el cuello
  • Dolor de garganta
  • Los resfriados
  • Infecciones de la piel
  • Incluso se utiliza para la malaria

El ajo es capaz de reducir el azúcar en la sangre y mejorar la presión arterial. También ayuda a mejorar la inmunidad en las personas con SIDA. Si se consumen ajos frescos previamente machacados o cortados y dejando reposar unos minutos antes de comerlo se pueden aprovechar sus propiedades más intensamente.

mel_de_alho

Sin embargo, mucha gente no puede comer el ajo crudo, porque el sabor es muy fuerte. Para esos casos esta receta es ideal, la miel de ajo es muy útil en el tratamiento de enfermedades y se puede añadir normalmente en sus comidas.

Cuando cortamos los ajos, ayudamos a liberar la alicina, que es un agente muy potente. Para hacer la receta es bastante simple se trata de pelar y machacar un poco los ajos y luego colocarlos en un frasco con miel. La miel cubrirá los dientes de ajo, entonces deberá mover lentamente para que todos los ajos queden cubiertos y quitar las posibles burbujas de aire que puedan haber quedado.

Cerrar el frasco y poner la fecha en que se hizo la receta. Dejar descansar la mezcla en el armario durante de 2 a 4 semanas. Luego, consumir miel de ajo durante 3 meses. Si lo desea, puede añadirlo a su té para aliviar el estreñimiento, tos y dolor de garganta.

El ajo y la miel, como hemos dicho, también se pueden utilizar por separado. La miel de ajo es también agradable para usar como aderezo en ensaladas!

Aderezo de miel y ajo:

  • 3 cucharada de vinagre de hierbas
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen o aceite de coco
  • 2 o 3 cucharadas de miel de ajo
  • 1/4 de cucharadita de té de semillas de mostaza
  • 1/4 de cucharadita de té de semillas de apio
  • 1 pizca de pimienta recién molida

Mezclar todos los ingredientes prepara una ensalada de repollo rallado, y una taza de zanahorias ralladas y rociar con el preparado.

¡Atención!

Los diabéticos no deben comer miel de ajo.