Las estrías son un problema que a las mujeres nos afecta, particularmente después del embarazo. Hay numerosas razones para que aparezcan estrías después del embarazo: cambios hormonales,acumulación de grasa en el abdomen, falta de hidratación de la piel, menos flexibilidad, cambios de peso…etc.

Comenzar la batalla para combatirlas requiere de muchísima paciencia, tolerancia a la frustración y ser muy constantes.

La idea principal es hidratar la piel, ya que cuanto más mantengamos la piel suave, hidratada y flexible tendremos menos estrías. Para ello comenzaremos por el interior, hidratándonos con agua varias veces al día, idealmente una ingesta de 10-12 vasos de agua diarias. Suprimiremos el café, té y bebidas comerciales.

remedios naturales contra las estrías

Tratamiento de la piel

Para hidratar las zonas afectadas podemos emplear diferentes tipos de aceites, prefiriendo los que en su composición sean ricos en vitamina E, A y C. Se recomienda colocar aceites antes y después de la ducha, idealmente con el cuerpo húmedo y caliente.

Aceite de Oliva: colocar aceite de oliva en las manos y frotar alrededor de la zona afectada. Se puede mezclar aceite de oliva con agua y vinagre y utilizarlo como una crema durante la noche.

Aceite de ricino: Ponga el aceite de ricino en la zona afectada. Cubra la zona con un film de plástico. A continuación, poner una fuente de calor moderada sobre ella. Dejarlo así durante 30-40 minutos. El calor permite que los poros se abran y la absorción del aceite sea completa.

Los procesos antes descritos se pueden emplear con aceites como (almendras, aguacate, rosa mosqueta, germen de trigo, coco…etc.)

Gel de Aloe Vera: Ponga el gel de aloe vera en las huellas del estiramiento. Si no tienes hojas o planta disponible, puedes comprar alguno en farmacias o tiendas especializadas vigilando siempre que su contenido sea cercano al 100% de Aloe Vera.

Las claras de huevo: son ricas en proteínas, poniendo las claras de huevo se cree que es una potente solución para estrías. Las proteínas de la clara de huevo restauran la piel.

Manteca de karité o manteca de cacao: Debido a su consistencia y su composición se absorve muy rápido y sus efecto de hidratación en la piel se ven a corto plazo.

Jugo de limon: El ácido del limón puede reparar o disminuir estrías. Frote medio limón sobre las estrías, deje que el jugo empape la piel. Lave con agua helada. Haga esto día a día para ver los resultados deseados.

Jugo de patata: Cortar una papa de tamaño medio en dos partes. Frotarla sobre las estrías. Después de lavar con agua.

Exfoliante de azúcar:Mezclar 1 cucharada de azúcar con unas gotas de jugo de limón y un poco de aceite de almendras. Mezclar bien, aplicar esta mezcla en sus estrías. Realizarlo frecuentemente antes de bañarse.

Haga su propia crema hidratante: Mezcle cantidades equivalentes de aceite de germen de trigo, aceite de oliva y aloe vera. Esta es una loción que se puede aplicar diariamente y es libre de productos químicos.