Se ha comprobado que algunas hierbas deben ser evitadas durante el periodo de embarazo, pero, ¿es la manzanilla una de ellas? ¿Qué dicen los expertos? ¿Se puede tomar té de manzanilla en el embarazo? A continuación contestaremos a esa y otras preguntas.

¿Qué es la manzanilla?

La manzanilla es una flor que forma parte del género Aster, el cual incluye alrededor de 600 especies de flores pertenecientes a la familia Asteraceae. Su nombre se origina de la palabra griega que significa “manzana de tierra”, debido al olor dulce y afrutado que desprende. La infusión de esta flor es un remedio muy popular gracias a su efecto tranquilizador; es usado generalmente para calmar el estrés y la ansiedad, e incluso para tratar el insomnio.

¿Se puede tomar té de manzanilla en el embarazo?

Si las flores de margarita, la ambrosía o alguna de las plantas Aster, te causan alergia, lo mejor es evitar tomar la manzanilla, ya que podrías presentar una reacción adversa. Y en relación a las embarazadas, no hay demostración evidente que indique que tomar infusión de manzanilla induzca un aborto.

Ahora bien, hay que aclarar, según los expertos, lo que está contraindicado para las mujeres embarazadas son los tés. Si bien todos hablamos de infusión y té como si se tratara de la misma cosa, lo cierto es que son totalmente diferentes una de la otra. Pues a diferencia de las infusiones, los tés se elaboran a partir de la planta camellia sinencis; planta que contiene teína o lo que es igual, cafeína.

Por lo tanto, es el efecto estimulante que produce el té, lo que resulta perjudicial para el feto, debido a que podría estimular el cuerpo al grado de adelantar las contracciones en el útero. No obstante, si bien la infusión no contiene este tipo de estimulantes, conviene no excederse de dos tazas por día, pues no se conocen los efectos nocivos que podrían presentar a la embarazada y al feto, si se ingieren dosis altas de manzanilla.

Lo que las embarazadas deben tener en cuenta

Lo primero que debe hacer una mujer embarazada antes de tomar cualquier infusión es consultar a su médico; él es el indicado para ofrecer recomendaciones adecuadas, ya que tiene conocimiento concreto de la historia clínica y de las consecuencias que pueden generar.

Por otro lado, en caso de tener la aprobación del doctor para tomarlo, es imprescindible adquirirlo en tiendas confiables y reconocidas por su legitimidad. Evita comprar la manzanilla detallada o a granel, porque puede que se mezcle con alguna hierba que sea dañina para el feto.

También es recomendable verificar que la manzanilla que elijas comprar contenga mínimo 15 gramos de flor de manzanilla, de no ser así no la compres. Y, por último, como mencionamos antes, la infusión de manzanilla debe ser consumida con moderación.

Efectos positivos de la manzanilla en embarazadas

Inhibe las náuseas

Es muy común que una mujer embarazada sienta náuseas y que la digestión se le vuelva más lenta y compleja. Para todos estos malestares una taza de manzanilla resulta ideal. A medida que lo bebas notarás como produce una sensación de alivio al instante.

Contrarresta el estreñimiento

El estreñimiento es un problema típico en las mujeres embarazadas. Esto sucede a causa de los cambios hormonales, una mala alimentación, cambios de metabolismo o sedentarismo. Para estos casos, la manzanilla actúa como regulador del sistema digestivo, favoreciendo la absorción de nutrientes y la pronta eliminación de desechos (conoce una alternativa para vencer el estreñimiento naturalmente).

Previene de infecciones urinarias

La infusión de manzanilla contiene propiedades antibióticas y depurativas que ayudan a evitar posibles infecciones en el tracto urinario. De manera que tomar una taza de infusión de manzanilla de vez en cuando, y mantener una higiene adecuada, son los pasos para impedir una infección de orina o cistitis.

Acción analgésica y relajante

Durante el desarrollo del feto, los dolores y molestias se intensifican, sobre todo en el segundo trimestre del embarazo. Todo esto puede llegar a afectar el estado de ánimo y hacer que la mujer no duerma lo suficiente. Es aquí donde el uso principal de la manzanilla entra en juego, ya que su efecto sedante y antinflamatorio ayuda a conseguir la calma y hace que las incomodidades sean más llevaderas.

¿Cómo prepararla?

  • Hervir la cantidad de una taza de agua.
  • Cuando esté hirviendo, agregar 2 cucharadas de flores de manzanilla.
  • Dejar hervir por 5 minutos.
  • Y, por último, dejar reposar por 10 minutos, antes de colar y beber.