Muchas veces hemos llegado a nuestro peso ideal, pero el abdomen no se encuentra del todo plano,  no desesperes!!. La mayoría de las veces de debe a problemas de hinchazón.

En primer lugar debemos entender cuál es la razón, más bien las causas de que nuestro vientre muchas veces luzca hinchado. Como sabemos, cuando esto sucede es algo muy molesto y generalmente viene consigo con malestares en la zona afectada.

● Algunas de las causas pueden ser por comer muy rápido dado que al hacerlo entra mucho aire por no masticar adecuadamente, y por supuesto, esto irá a la zona del vientre provocando gases y a su vez dolores.

● Las comidas fritas son grasa pura, algo que nuestro cuerpo no digiere adecuadamente ya que no es lo más óptimo para nutrirlo. Intenta mantener una alimentación más saludable en cuanto a cocción.

vientres-hinchado-620x465

Las gaseosas inevitablemente llenarán de gas la zona del vientre, además contienen azúcar por lo cual no sólo hinchan la zona sino que no contribuye para nada a mantener nuestro peso ideal. Intenta evitarlas, prefiere jugos naturales, o dietéticos, agua e infusiones.

● Las harinas refinadas cuando las consumimos ya sea en pastas, pizzas, los cereales o el arroz no son muy amigas del vientre plano. Por el contrario prefiere las harinas integrales, el arroz integral, y no abuses de los cereales, más bien consume más fruta.

● Otro de los factores a la hora de darnos cuenta de tener el vientre hinchado es la falta de fibras las cuales son muy importantes para el proceso digestivo. Lo ideal es consumirlas pero de manera moderada ya que abusar de su consumo puede causar lo mismo que no consumirla.

Receta casera para tener el vientre plano

Un poderoso licuado para evitar la hinchazón es mezclar jugo de zanahoria, diente de ajo, alfalfa y una rama de apio, ponlo en la licuadora con hielo y consúmelo a la tarde. Recuerda no comer luego de las próximas dos horas de su consumo para que haga buen efecto.

Si la hinchazón se repite a menudo, considera cambiar tus hábitos alimentarios, dado que la mala alimentación es la peor enemiga de los vientres desinflamados. Si tienes demasiada frecuencia y mucho dolor considera visitar a tu médico dado que es mejor tener el consejo de un profesional y hacerse chequeos para ver si no es un problema gástrico, algo muy frecuente en estos casos.