El vinagre para los piojos es un método natural y eficaz para acabar con estos molestos insectos que en ocasiones pueden infestar la cabeza de una persona.

Los niños son las principales víctimas del ataque de los piojos (parásitos que se alojan sobre el cuero cabelludo). La temperatura de su cabeza y el PH de la piel, provoca una atracción natural para los piojos, que es muy difícil de combatir.

El contacto cercano entre los más pequeños facilita el contagio de piojos, dado que estos insectos, si bien no vuelan ni saltan, caminan velozmente, aprovechando los momentos en que las cabezas se tocan, para pasar de una hacia otra.

Los padres solemos recurrir a champúes especiales para deshacernos de esta plaga. Sin embargo, la mayoría de los productos químicos contra los piojos sólo atacan a la forma adulta y no así  a las liendres (huevos de estos parásitos).

Además, la resistencia que han logrado desarrollar los piojos frente a estas sustancias ha provocado que los champúes sean cada vez más potentes frente a ellos y que, como consecuencia, genere más casos de alergia entre los niños, debido a la sensibilidad de la piel.

Vinagre para los piojos: la solución natural

El vinagre es una sustancia ácida, generada a partir de la fermentación de productos naturales (como por ejemplo de manzanas, peras o uvas), en donde se convierte el azúcar de las frutas en alcohol a partir de una reacción química que se da naturalmente.

¿Qué acción tiene el vinagre? Básicamente la función del vinagre es evitar que las liendres se adhieran al cabello de nuestros niños. Esto es posible gracias al compuesto ácido del vinagre, que logra eliminar el pegamento que usan los piojos para adherir sus liendres.

Sin posibilidad de depositar las liendres en el cabello de los niños, los piojos se irán automáticamente. Por tanto, el uso de vinagre está destinado a eliminar la infestación de piojos presente y a evitar un nuevo ataque.

combatir piojos con vinagre

Cómo utilizar vinagre contra los piojos

1. Si bien todos los tipos de vinagre son útiles, recomendamos elegir aquel que tenga 5% o más de ácido acético en su composición. Esto asegura que estaremos tratando con un vinagre bien ácido que dará mejores resultados. En la etiqueta del producto podremos encontrar el porcentaje que nos interesa.

2. Calentar el vinagre puro. Ten cuidado con la temperatura, dada la sensibilidad de la piel de la cabeza. Los piojos no sobreviven a más de 41 grados centígrados.

3. Lavar el cabello con el champú habitual (no utilizar champúes contra piojos).

4. Con el cabello aún húmedo, aplicar una taza de vinagre sin diluir sobre el cuero cabelludo.

5. Masajear el cuero cabelludo y dejar reposar por unos 10 minutos.

6. Peinar todo el cabello por secciones, con un peine de púas finas.

7. Permitir que el cabello se seque a temperatura ambiente con el vinagr.

8. Repetir el proceso cada 7 días.

ATENCIÓN: El vinagre puede dañar los ojos por lo que hay que prestar especial atención a que no ingrese a ellos. Con el fin de evitar que esto suceda, lo ideal es que el proceso de aplicación de vinagre lo lleve a cabo una persona adulta.